Obra maestra

Levanto el rostro de la cama donde habia estado todo el dia y la noche anterior a ese. El sonido de los autos en la calle le indicaba que ya era la hora pico y le recordaba lo mucho que odiaba vivir justo en una avenida muy transitada de la ciudad. No habia nadie mas que ella en el apartamento de dos habitaciones que ocupaba con sus padres ya entrados en edad.

Le molesto tener que bajarse de la cama y vestirse sin fijarse en lo que se ponia. No le agradaba la idea de tener que escoger atuendos en los que nadie se fijaria. Se puso las sandalias, tomo una toalla y camino hacia el baño que quedaba justo al frente de su habitacion. Prendio la luz que tristemente parpadeo sobre ella y abrio el grifo. Mientras echaba agua en su rostro pensaba. Pensaba en su vida, en su soledad, en las tristezas que llenaban su corazòn, en los momentos de furia ante sus padres, en los vacios que la ahogaban en la noche… Tenia tantas necesidades que nadie parecia poder cubrir…

Termino de lavarse la cara y volvio a la habitacion. Su espacio personal lleno de sueños olvidados. En una pared los cuadros que habia pintado alguna vez para si misma, en la otra un mural con amigos que se habian perdido con el tiempo, al fondo una ventana que daba a la calle, que nunca se molestaba en abrir y donde en ese momento se posaba una paloma blanca.

Se acerco lentamente para agarrarlo y esta ni siquiera se inmuto… dejo que le pasara las manos por las alas, que le sonriera dulcemente y luego, con un picoteo suave en su dedo mayor, volo… Ella siguio con su mirada la trayectoria del ave, y esta, luego de cruzar la calle, se poso en una valla que quedaba justo frente a su ventana y que decia en letras blancas con fondo negro:

“Si piensas que la Gioconda es asombrosa, deberías ver mi obra maestra. En el espejo.”
Dios

Sintio como se calento su mejilla derecha con una lagrima, se volteo y camino hacia aquel espejo que habia tapado hacia meses con una sabana para no verse. Al destaparlo se sorprendio. Tenia mucho que no lo hacia. Entonces sonrio ante su imagen, se molesto en escoger otra muda de ropa, se puso tacones y se hizo una cola y salio de su casa por primera vez en 6 meses. Se fue a hablar con Dios.

5 comentarios en “Obra maestra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s