Por 20 29s…

Porque somos diferentes…

Deru tsuki to
iri-hi no ai ya
Aka tonbo
出る月と入り日のあいや赤蜻蛉NIKYÛ
En el encuentro
entre la luna que sale y el sol que se pone,
las rojas libélulas
Buson
Gracias por 20 días 29… por cada mes de crecimiento
y amor junto a tí. Te amo.

Tocando el tambor

Yo quisiera poner a tu pies

algún presente que te agrade Señor,
mas Tú ya sabes que soy pobre también,
y no poseo más que un viejo tambor.
rojo pon pon, rojo pon pon.

De cada divina persona, el Padre tomó un pedacito
lo mandó entre ángeles a morar en el más hermoso templo,
se alimentó de éste, tomó sus rasgos, fue acogido en su seno,
se hizo grande y bonito y al nacer fue a caer en sus brazos,
aquellos brazos suaves y de dedos delicados,
de aquella que nunca pensó en la maldad, ésa que dijo que sí.

En medio de pobreza, paja y necesidad,
nace el Rey, mi Salvador,
entre el burro y el buey,
adorado por los pastores, anhelado por los reyes

bajo un mar de estrellas y un coro de ángeles,
por siempre y para siempre.

Cuando Dios me vió tocando ante El me sonrió.

La generación Dial-up

Hace ya más de un año que escribo para la revista FENACERD, de la Federación Nacional de Comerciantes y Empresarios. Me he encargado de la sección de salud durante ese tiempo y la verdad me ha traído muchas satisfacciones personales porque, primero, es un privilegio escribir en un medio que llega a tantos lugares como ese, y segundo, porque me agrada el hecho de que siendo un medio gratuito nunca baje su calidad como medio de comunicación y yo soy parte de eso :D.

Pues conversando con otros colaboradores de la revista (José y Frank) hemos caído en cuenta de que mi generación, los X, los nacidos en los 80´s, somos la última generación Dial-up. Y para aquellos que no quieran acordarse de ello, les recuerdo los momentos de frustración cada vez que sonaba el teléfono insistentemente y nos sacaba de la conección a internet, o de aquellos momentos en que nuestras madres querían usarlo justo cuando estábamos bajando un archivo, o de los muchos minutos esperando a que abriera una página (lol), ¿quien hubiera pensado en Web 2.0 en esa época de nuestras vidas? si en esa época no podíamos, al mismo tiempo, abrir el correo y jugar online… Lo más que podíamos pedir era Yahoo! y un Messenger con los mismos emoticones. De Napster antes del pleito ni hablar, bajar música era lo máximo, sólo que tenías que durar mínimo dos días o una buena amanecida para tener el archivo. Lo admito, en ese tiempo fueron muchas las veces en que ignoré una llamada (jeje).

La verdad es que nos divertimos mucho recordando las penurias pasadas con el Dial-up… y tu? tienes alguna anécdota de tus inicios usando el internet?