Treinta y seis horas de realidad

cambio_climatico1

Éstas últimas horas han sido interesantes ( por no encontrar otra palabra más precisa). Ayer todo transcurrió normal. Nos hemos despertado con todo apagado, con sólo la electricidad del inversor (gracias a DIos por el que lo inventó), y esperando que eventualmente llegara la susodicha luz eléctrica. Pasó la mañana, pasó la tarde… y se apagó todo. El inversor no dio más. Se acentuó el calor, demasiado lentas las horas, y, por si fuera poco, estoy de vacaciones y mi hermanito no estaba aquí. Eso significa: nada de responsabilidades y mucho calor :S.

De repente nos damos cuenta, por noticias de la vecina, que sólo mi casa estuvo sin luz todo el día ( y la noche). Pero este post no es sobre la luz eléctrica y las soluciones que proporciona vivir en un barrio. Este post es sobre el cambio de clima y cómo nosotros mismos hemos cambiado.

Antes, si no había luz, como no teníamos inversor (sólo una lámpara de trementina) nos sentábamos a hablar en la galería sobre nuestras cosas y, en familia, pasabamos un buen rato hasta que el bullicio de la gente nos avisaba que había llegado la luz y entonces nos dispersábamos nuevamente. Incluso muchas de esas veces tuvimos que dormir en el piso del pasillo para atenuar la temperatura con el frío momentáneo de las cerámicas.

Los aún no adolescentes sólo conocen millones de manera de emitir contaminantes una y otra vez durante el día. Sólo saben vivir “con luz” y sino… se les cae el mundo en picada porque “no habría nada que hacer”. Más bien mi día ha sido divertido. He ahorrado agua, he tenido un momento muy agradable lleno de risas con mis abuelos, lavé la nevera, creé unas cuantas tarjetas, me ausenté del Facebook y de los Correos Electrónicos que me toman mucho tiempo, y he recordado lo mucho que me gusta leer. También he reciclado papeles, cocinado, y sólo he prendido dos bombillos en lo que va de la noche. Ha sido un día muy “interesante”:D.

Esto a próposito del Blog Action Day, un día de concientización sobre temas como el de este año: el Cambio Climático. Y según mi punto de vista, no sólo respecto al Medio Ambiente, sino también a los hombre y mujeres que nos hemos enfocados en gadgets, aparatos cada vez más modernos que, aunque pretenden ahorrar energía, nos absorven la vida y hacen que cambiemos de mente y corazón.

He aquí mi aporte.

4 comentarios en “Treinta y seis horas de realidad

  1. Como siempre laurin..tus post son super interesantes…sin comillas..y en toda la extension de esa palabra.
    Sabes que me encantas como escritora, que soy tu fan aun cuando no tenga tiempo para andarte leyendo tan seguido como quisiera…mi mentora en el mundo los blogs. Un abrazo.

  2. MILAGROS dijo:

    que interesante esta tu planteamiento, verdad que cada dia me siento mas orgullosa de ser tu madre , y se que Dios te va ha bendecir grandemente
    besos,una madre orgullosa

  3. Creo que no puedo aislar el hecho de pensar en la sencillez de la vida. El calentamiento global está muy mal y lo entiendo, pero leyendo esto, me recuerdo que hay tantas cosa que le quitan a uno un espacio de tiempo tranquilo y hermoso.

  4. Rubén Peña dijo:

    Laura, tambien me declaro tu Fan (Estube por tu casa hace un par de martes, no estabas) estoy de acuerdo contigo, de mi lado y he estado haciendo algunas labores domésticas y volvi a recordar lo mucho que mi madre me ama…esto gracias a estar “desenchufado” de las comodidades modernas y conectarme con la realidades humanas.

    Un abrazo con el amor y la paz de Cristo.

    rubendario84.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s