Te llevaste las letras contigo

Musa ingrata, traicionera,

me dejaste a oscuras la noche,

te perdiste entre las sombras, y entonces,

te llevaste las letras contigo.

Musa tonta, caprichosa,

ni te diste cuenta que ahora

los espacios quedan vacíos y la luna

ya de los silencios no tiene abrigo.

Musa, vuelve conmigo…

no me dejes tan negra la noche

no huyas de mi llamada, no te escondas,

no te robes la madrugada, las estrellas,

el sol, el mar, las olas,

los pinceles, las notas musicales, las horas,

mejor quédate conmigo,

mejor quédate conmigo.