Mil ochocientos veintisiete días… y contando

“Te amo

mas que a un nuevo mundo, mas que a un día perfecto

mas que a un suave vino, mas que a un largo sueño

mas que a la balada de un niño cantando

mas que a mi música, mas que a mis años

(…)más que a nuestro beso primero

más aún que esto te amo.

A. Acha

 

Anuncios