Obsesión

IMG_20151110_153347.jpg

Techo del Museum of Fine Arts, Boston

Dónde nadie mira. Descubrir en ellos el detalle y dejarme llevar por su profundidad. Los techos me atraen como niña al dulce. Seguir las líneas es un pasatiempo perfecto cuando la reunión está aburrida o para dejar pasar las horas cuando estoy esperando. Mis favoritos son antiguos y redondos, llenos de imágenes de otras épocas y con una vista hacia el cielo. Es divertido imaginarse quienes han estado bajo ellos a través de su historia. Talvez algún día también alguien me imagine a mí.

Anuncios

Desde donde estoy

IMG_20160120_075412.jpg

No teníamos nada.

Espacios vacíos, ventanas, puertas y muchas ilusiones. Todavía nos faltan bombillos porque, bueno, hemos ido rellenando de lo que hemos necesitado. No imaginamos el esfuerzo que emplearíamos. Cruzar paredes con tornillos, pintarlas, disponer de servicios(luz, agua, cable, internet…) montar espejos, pintar cuadros de cartón porque no teníamos con qué poner uno de verdad. Reciclar, reusar.

Desde donde estoy puedo mirar el abanico de techo que no planeamos nunca. El mueble que compramos a un 5% de su valor original. Los muebles que han sido sofá y cama según la situación. Miro las flores que me has traído ayer sobre la mesa del comedor que hemos pagado a plazos. En la cocina asoma la nevera con la puerta ocupada por recuerdos: fotos, un calendario, magnetos de frutas y vegetales. Observo el balcón y sus cortinas casi transparentes y cómo el sol se mete a bañarlo todo de luz. Siempre quise una casa llena de luz.

Y te miro a ti. Pegado del computador creando tus cosas. Te descubro cada día cómo si fuera un nuevo sueño. Cierto que sólo hay que abrir los ojos para ver qué tanto uno tiene.