Barquito de Papel. Todo Pasa…


Las cosas de la vida…todos los días amanecemos, muchos dando gracias a Dios, otros simplemente abriendo sus ojos y saltando de la cama, y unos pocos atormentandose porque tienen que ir a trabajar, estudiar, vagar, limpiar. Todos los días nos levantamos pensando que hoy no va a cambiar, que todo va a ser una simple rutina y que todo va a ser para siempre…grave error.

Lo desafortunado de esto es que todo pasa…TODO…y asi como el viento pasa por los arboles, los carros pasan por la calle, el sol pasa por los días, asi pasa la gente por nuestra vida…unos antes que otros, unos con mas fuerza que otros, unos con mas dolor que otros. Nosotros, los del cielo, y aquellos, los del mundo, acudimos a tantas cosas tontas para excusar esa ausencia que hasta decimos que no importa, aunque por dentro el dolor nos mueva las entrañas y nos copie la soledad.

Todo pasa…amigos, familia, maestros de la vida, gente extraña que nos saluda en la calle, gente extraña que nos sirve en algún establecimiento de visita habitual, y sin embargo no hemos podido aprovechar la gran oportunidad que se nos da de aprender de esas personas. Hasta de una sonrisa podemos copiar su espontaneidad…En esta era que todo se copia, ¿Porqué no ser nosotros los capaces de mejorar las pequeñas cosas?

“Como un ladrón te acechan detrás de la puerta
te tienen tan a su merced como hojas muertas
que el viento arrastra allá o aquí
que te sonríen tristes
y nos hacen
que lloremos cuando nadie nos ve.”

Y en vez de llorar por lo que pasa cuando nadie nos ve, ¿Por qué no reír de todas las cosas que pasan cuando el todo el mundo está cerca?… Así, de repente aprendemos a dejar que todo pase convirtiendolo en parte del camino; tomando de la vida las pequeñas cosas y dejando que nos toquen el corazón.

Anuncios

Soul Talk

Música…no creo que haya algo que me apasione de la manera que lo hace la música, incluso pudiera decir que si mi alma tuviera un lenguaje cantaría. Creo que toda mi vida ha sido asi…mi papá se muere de la risa cada vez que se burla de mi por la manera en que cantaba una canción de Sergio Vargas: “…y tu que me hablas si algún día la ves, cuentame el ojo (cuentamelo)”… que conste que yo tenía aún meses :P.

Unos años después, y ligada al amor de mi padre por el gran Silvio, teníamos que escuchar la Guitarra del Joven Soldado toooodos los días, de camino hacia la casa desde el colegio, a petición de mi hermano, una y otra vez. Créanme que duré muchos años sin oir a Silvio Rodriguez por voluntad propia. Realmente siempre me ha gustado la musica en general y aún así la bohemie se las arregla para tomarme en exclusiva. No puedo ocultar que me he enamorado sinceramente del rock, no puedo mentir si me preguntan sobre mi gusto por *Nsync (jejeje…:S) y tampoco si me incluyen en el club de fans de Camilo Sesto (en la uni tenemos uno exclusivo).
Pero el asunto de esto es que la música me mueve. No concibo mi vida sin cantar para mi Dios, no me imagino en el carro sin vocear una cancion de Maná o moviendome al ritmo de una salsa de Gilberto Santa Rosa. Claro, el gran Silvio volvió a conquistarme al iniciar la uni, con un canto guerrillero que me robó todo el espíriu rebelde.
He podido volcar todos mis sentimientos en la fusión de Pavel Nuñez, desde mi poesía hasta mis noches de vinito y son. Ahora, no puedo pasar por alto mi predilección por el rock británico, primero The Who, luego Keane(me encanta!!), y mi último descubrimiento que es Sandi Thom, una cantautora excepcional, muy original, muy british y aún así con un estilo medio punk en sus letras:”I don’t want the sun don’t want you to run Don’t want superman don’t need wonderland…” so check her out ;).
Musica…if only my soul coud talk…

Sin arrastrarte…Mira al frente!!!

Las cosas de la vida… cuando mas emocionados nos sentimos sobre lo que estamos haciendo: Bam!, es hora de cambiar. Recuerdo que justo cuando empezaba a querer ir al colegio era hora de graduarme, y creanme, que esa hora llego muchos mas rapido de lo que pensaba. Cuando somos escolares nos enfrascamos en pensar que nunca va a terminar, y sin embargo pasa, termina, aquellos momentos en que nos sentiamos tan seguros, a la hora de entrar a la universidad, simplemente nos parecen historia.

Mi hermano se graduò justo hace dos semanas…de èl esperaba todos y cada uno de los meritos que mi colegio puediera dar, porque es bueno(a veces :P) y porque es sumamente inteligente, es de aquellos que tienen la cabeza en la luna y se llega a creer que es invencible, y ni pensar en discutir con el, seria mas gastar saliva que esperar ganar la batalla. Puedo decir que verlo en el podium dando su discurso de graduaciòn me hizo sentir orgullosa y asustada. Asustada porque a partir de ese momento dejaria de ser el niño consentido del colegio y tendria que tomar decisiones que cambiarian su vida. Y las tomò.

Mirando hacia atras podria decir que muchas de las personas que nos encontramos en el camino simplemente deciden quedarse ahi, no se dan la oportunidad de crecer, de aprender, de expandirse…no se arriesgan. Es verdad que cada quien es diferente, y que muchos simplemente no desean estudiar, pero para triunfar en la vida es necesario darse la oportunidad de aprender de ella.

Para los que estamos en la universidad todos los dias se toman decisiones que pueden convertirse en errores, empezando por tomar la decision de estudiar o no; decisiones que dan paso a la cosecha de muchos frutos. Para los que trabajan, con el simple hecho de decidir formar parte de una organizacion y trabajar por ella, cambian su vida y ponen la semilla para llegar a tener un puesto mejor dentro de la misma. Para los que se quedan atras, muchas veces porque no pueden, la vida da muchas vueltas y cuesta mucho levantarnos pero vale la pena. Pero para aquellos que se rinden y que simplemente no quieren, por miedo, decepcion, tristeza, recuerda siempre: si quieres dejar tus huellas en las arenas del tiempo no debes arrastrar los pies; vale la pena arriesgarse, vale la pena decidir cambiar.